Cómo formar a los niños para las profesiones TIC del futuro


I’m sorry. This article has not been translated into English because I have not had enough time yet.

child-1073638_640

Elegir profesión

Si ahora mismo tuviera que escoger una profesión para un hijo mío esta sería la de Informática (si es que se puede seguir llamando así).

¿Por qué Informática? Por dos cuestiones. Primera, por mis gustos personales. Y segunda, porque creo que es y será el sector que más profesionales demanda y seguirá demandando en el futuro.

Formación

Mi impulso actual es hacer que comience ya a formarse en las herramientas que hoy creo que van a ser importantes.

Parte positiva

Esto puede tener una parte positiva y es que, suponiendo que se sienta atraído por la tecnología, comience a familiarizarse con este ámbito tan innovador y donde los productos o herramientas suelen tener un ciclo de vida muy corto. Lo que lleva a una exigencia de puesta al día, de estudio, continua. Además, podría construir poco a poco su marca personal, su portfolio, y crecer en conocimientos y adaptando su ámbito a sus gustos particulares. Todo ello con tiempo suficiente y sin prisas antes de tener que incorporarse al mercado de trabajo. Del mercado de trabajo habría mucho que hablar, porque una de las primeras profesiones donde creo que desaparecerá la necesidad de contar con una titulación universitaria será precisamente esta, dando por sentado que eres bueno, claro. En otras profesiones para poder ejercer tienes que estar colegiado y para eso tienes que haber obtenido la titulación.

Parte negativa

La parte negativa, o más dudosa, puede ser el hecho de que las herramientas que hoy conocemos, o incluso que hoy están surgiendo, con casi total seguridad no existirán dentro de unos años. Se puede pensar que el hecho de que hoy una persona dedique gran parte de su tiempo en el estudio de las mismas pueda ser infructuoso y, como he oído en más de una ocasión, lo importante es que los escolares adquieran la capacidad de adaptación necesaria para incorporarse a unos puestos de trabajo futuros que hoy ni siquiera imaginamos.

Esta es la cuestión

La pregunta es ¿cómo hacemos esto?, ¿es suficiente con los planes de estudio tradicionales de Primaria y de la ESO? Aunque considero que todas esas materias son muy importantes, y la base de la cultura de una persona, mi opinión es que no sirven para dar esa capacidad de adaptación que se va a exigir, que ya se está exigiendo, a todo aquel que quiera dedicarse al mundo de las TIC. Hablar hoy de Big Data, Community Manager, Internet of Things, Business Intelligence, Data Mining, Machine Learning, Cloud Computing, Smart Cities, etc. quizá no tenga sentido por las razones de las que hemos hablado antes pero, puede dar al lector una idea de lo que nos traemos y traeremos entre manos.

Mi opinión

En mi opinión, veo más pros que contras en comenzar a formar a los niños en temas como la programación, robótica, etc. Siempre hay que contar con que al niño le guste todo esto, porque si no es así no habrá nada que hacer.

¿Qué podemos hacer los padres hoy en día?

¿Qué podemos hacer los padres hoy en día? Supongo que lo primero es dar ejemplo, si en casa los padres estudian los niños estudiarán. Si estudiamos algo relacionado con la tecnología, lo natural es que el niño se interese por ella. Podemos explicarles cosas sencillas, hablarles de lo que es internet, un blog, abrirles un blog, enseñarles a buscar en internet no va a hacer falta porque saben bastante más que nosotros, hablarles de lo que es la nube y sus posibilidades. Mostrarles cómo crear una página web, preferiblemente desde cero, cómo cambiar en ella sus atributos (colores, tipos y tamaño de letra, etc). Explicarles cómo y por qué cuando tecleamos una url aparece una página determinada. Lo que hemos de intentar siempre es que todo el tiempo que el niño pase con el ordenador esté aprendiendo. No voy a hablar aquí de las redes sociales y sus peligros, bien utilizadas son también una gran fuente de conocimientos. En definitiva, hacer crecer en ellos la curiosidad por la tecnología.

Realidad

Si ahora pensamos que los niños son niños, que su tarea más importante, y vital, es jugar, en que pasan toda la mañana en el colegio en el mejor de los casos, en que por las tardes tienen sus importantísimas actividades extraescolares (música, inglés, deporte,…), sin hablar de las inacabables tareas (tema que daría mucho que hablar porque no hemos avanzado nada desde la época de los años 70), caeremos en la cuenta de que lo que estoy planteando en este post es prácticamente imposible.

Formación e Internet

La facilidad que Internet nos da para la autoformación es inmensa y nunca vista anteriormente. Tenemos que aprovecharla, todo el mundo debería aprovecharla.  Este será el principal sector que permita a sus trabajadores (y que ya lo hace) vivir en la parte del mundo que deseen, independientemente del lugar donde resida su empresa o para la que trabajen en un determinado momento.

Acuerdo en materia de educación

Me gustaría hacer llegar esta reflexión a toda la comunidad educativa española, profesores de Primaria, Secundaria, Bachiller, Ciclos Formativos y Universidad, así como también a las empresas de este sector. Sería muy importante crear un debate serio y constructivo sobre este tema ya que la tecnología va a ser el motor del desarrollo de los países y aquel que mejor haya formado a sus hoy niños se va a llevar el gato al agua. No hace falta recordar cuáles son los países donde están asentadas las grandes empresas tecnológicas y la cantidad de trabajo que en ellos están generando. Lo ideal creo que sería llegar a un acuerdo en materia de educación que surgiera conjuntamente desde la escuela, la universidad y las empresas, para después ser adoptado por todos los partidos políticos y no modificado sin un nuevo acuerdo escuela-universidad-empresa. Pero también lo suficientemente ágil como para adaptarse rápidamente a las necesidades de las empresas, todo ello sin descuidar la formación en lo que constituye la base de la cultura de una persona, como hablaba antes.

Conclusión

Ya saben ustedes que el deporte nacional español no es el fútbol ni el baloncesto, sino la crítica destructiva. Por este motivo soy pesimista, seguiremos igual que siempre, es decir, a la cola de los que innovan de verdad. Y la pena es que España es un país con talento, imaginación y capacidad de trabajo.

Como la esperanza es lo último que se pierde yo, mientras tanto, haré lo que pueda para que mi hijo aprenda algo que pueda serle útil.

 

¿Qué piensan ustedes?, ¿están de acuerdo?, ¿qué estrategia siguen? Por favor, si van a comentar algo intenten que sea constructivo y no criticar la opinión de ninguna otra persona.

 

Muchas gracias

Imagen: pixabay.com

Leave a comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

2 × five =